junio 8, 2023

¿Revancha para Ghana? Luis Suárez calentó la previa ante Ghana por el recuerdo de su mano en el Mundial 2010

Uruguay, la única de las 32 selecciones en el Mundial de Qatar 2022 que no ha logrado convertir goles, se juega su futuro en el torneo el viernes contra Ghana, que quiere su boleto a octavos y tomarse revancha después de 12 años. En la previa, Luis Suárez habló en conferencia de prensa y, como era de esperarse, fue consultado por lo ocurrido en los cuartos de final de Sudáfrica 2010 con aquella mano agónica que salvó a la Celeste de la eliminación.

“No tengo que pedir perdón, porque yo tapé el balón con mis manos y cometí penal, pero fue el jugador de Ghana el que erró el penal. No yo”, respondió el Pistolero al apuntar directamente contra Asamoah Gyan, quien estelló su tiro en el travesaño y no pudo darle el triunfo al seleccionado africano que terminó siendo eliminado en los penales.

“Pensar que es revancha… algunos de ellos tenían ocho años o doce años en esa época, lo vieron en imágenes. No puedes vivir pensando en el pasado”, agregó Suárez, quien fue claro: “Se acabaron las especulaciones. Ahora lo que tenemos que hacer es afrontar el último partido como una final”.

El 2 de julio de 2010, en el estadio Soccer City, en Johannesubrgo, en un partido cargado de dramatismo y emoción, Uruguay venció por penales a Ghana por 4-2, tras empate a uno en los 120 minutos. Las Estrellas Negras pudieron ganar en el último minuto del alargue con un cabezazo que se metía, pero Luis Suárez evitó la caída de la valla charrúa con sus manos. El delantero fue expulsado por esa acción y Ghana tuvo la victoria en los pies de Asamoah Gyan, pero su penal dio en el travesaño.

La mano salvadora de Luis Suárez (AP)

“Si el mismo incidente hubiera ocurrido al revés, y Ghana hubiera pasado a semifinales, todo el mundo hubiera dicho ‘vale, es normal que un jugador haga todo lo que pueda para ayudar a su equipo a alcanzar las semifinales’”, declaró el actual DT de Ghana, Otto Addo el jueves. “Eso es lo que quiero de cada jugador, hacer todo lo que pueda para ayudar a su equipo a clasificar, sacrificándose con una tarjeta roja”, añadió.

Por su parte, André Ayew, el único sobreviviente de aquella selección ghanesa que está presente en Qatar, afirmó: “En ese entonces todo el mundo de sintió mal, pero yo en lo único que pienso es en clasificar a la segunda ronda este viernes. Revancha o no, saldremos con la misma determinación y deseo de victoria porque queremos clasificar”.

En tiendas de Ghana la ecuación es simple: vencer a Uruguay, o al menos empatar, sacarla de Qatar 2022 y de paso tomarse una revancha por la que viene esperando desde hace doce años. Por su parte, La Celeste llega en la última posición del Grupo H con apenas un punto, al igual que Corea del Sur, e incluso tiene peor saldo de goles que los asiáticos (-1 contra -2), por lo que solo le sirve un triunfo y que Portugal no pierda contra el elenco asiático.